Tutorial: Cómo hacer una campaña en Facebook Ads

Probablemente todos los profesionales que nos dedicamos a la gestión de redes sociales coincidimos en que los contenidos orgánicos en Facebook no tienen, ni de lejos, el alcance y resultados que años atrás. Si tú eres de esos, te recomiendo que lo aceptes y te hagas amigo de las campañas de Facebook Ads. Ahora ya sabes que para competir en Facebook tienes que pagar, y que el culpable de todo esto es el algoritmo de Facebook.

 

Si no estás muy ducho en este tipo de anuncios, no está de más que aprendas cómo funcionan. Lo primero que hay que tener claro es que los anuncios de Facebook Ads se configuran en 3 partes:

  • Campaña
  • Conjunto de anuncios
  • Anuncios

 

Campaña

Una campaña de Facebook es el anillo más externo de todos, dentro de la cual habrá 2 anillos más. En este paso se elige tu objetivo y la forma de pago.

Objetivos

En esta imagen puedes ver todo lo que puedes conseguir con tus anuncios de Facebook, dividido en tres grandes objetivos relacionados con el funnel de conversión.

  • Awareness: si lo que quieres es que tus contenidos tengan más notoriedad, Facebook te da la opción de que tus anuncios se distribuyan a cuanta más gente mejor (reach) o a la gente con más probabilidad de acordarse de ellos (Brand Awareness). En este caso se paga por mil impresiones, denominado CPM (coste por mil).
  • Consideration: aquí lo que se busca es mayor implicación por parte del usuario: que vayan a tu web, que interaccionen, que den a like, que dejen sus datos, etc. En base a tu elección, pagarás por clic (CPC), por interacción (CPI), por view (CPV), etc.
  • Conversion: para conseguir conversiones directas desde Facebook. Para esto, será imprescindible que tengas instalado en tu web el pixel de Facebook.

Aquí tendrás que decidir si pagas “por adelantado” para garantizar que vas a conseguir unos objetivos “reservando” a tu audiencia (reach and frequency) o si lo harás mediante puja (lo normal cuando no hay mucho presupuesto). Tendrás que seleccionar el precio por el que quieres competir para impactar a tu público. Si tu puja es superior a la del resto de empresas que estén pujando por la misma audiencia que tú, en este caso Facebook distribuirá tus anuncios. Si no lo es, va a esperar a que baje el precio para hacerlo. Por esta razón, no sabrás con antelación si conseguirás tus KPI’s y trabajarás con estimaciones.

 

Conjunto de anuncios

Ahora llega el momento de decidir a quién nos vamos a dirigir, es decir, nuestro público, dónde le vamos a impactar, el tiempo que lo vamos a estar haciendo y cuánto nos va a costar todo esto.

Audiencia

En este paso puedes crear tu audiencia nueva desde cero, definiendo diferentes parámetros como sexo, edad, ubicación, intereses, etc., utilizar una audiencia propia (personalizada) basada en tu tráfico (datos obtenidos por el maravilloso píxel de Facebook) o subiendo tú mismo una base de datos de tus clientes para que Facebook busque audiencias similares.

Si creas tú mismo la segmentación (audiencia creada desde cero), Facebook recoge los datos que tiene de sus usuarios en cuanto a localización, edad, idioma, intereses, comportamiento, etc. y los hace coincidir con los parámetros que nosotros le marcamos para mostrar nuestros anuncios a ese público. Además, también se puede seleccionar el tipo de conexión que tienen con tu página. Esto es muy útil para excluir a audiencias que no te interesen.  Es decir, si lo que queremos con nuestros anuncios es llevar tráfico nuevo a nuestra web, podemos excluir a todos aquellos que ya la hayan visitado alguna vez.

Además, lo bueno de Facebook, es que conforme vayamos segmentando nuestra audiencia nos irá señalando cuantos potenciales usuarios con esas características tiene en su red, por lo que podemos hacernos una idea del alcance que podríamos llegar a tener según nuestros parámetros.

Emplazamientos de los anuncios

Los emplazamientos que ofrece Facebook no sólo están dentro de su propia plataforma, sino también en Instagram y webs o apps dentro de su red (Audience Network). Esto funciona de manera similar a la red display de Google.

Pero nuestros anuncios no tienen porque aparecer en todos esos espacios. Esto también lo podemos personalizar para que solo se muestren en lugares concretos.

Además, también podremos elegir en qué dispositivos aparecer, si sólo nos interesan usuarios de Android o de iOS o solamente de móvil y eliminar a los de desk. De esta manera, optimizamos la inversión. También se pueden excluir emplazamientos.

Presupuesto y entrega

Hora de decidir cuánto dinero invertimos y por cuánto tiempo queremos estar anunciándonos. En lo referente al presupuesto podemos definir una cantidad total para toda la campaña a gastar en X días y que Facebook lo distribuya como crea conveniente o decidir un gasto diario y decirle a Facebook cuántos días queremos hacer ese gasto diario. La herramienta nos da la opción, incluso, de elegir el intervalo horario en el que se mostrarán nuestros anuncios.

En el momento de elegir la puja (el coste de conseguir tu objetivo), podemos dejarlo en manos de Facebook para que lo haga de forma automática. La plataforma se basa en la estrategia de menor coste posible y nosotros podemos decidir el coste máximo de esa puja para que Facebook no pase de ahí. Lo que nosotros recomendamos es que, si no conoces el coste del mercado, selecciones la opción automática en lugar de decidir nosotros mismos el coste (que sería la otra opción que da el administrador de anuncios, la de hacerlo manual).

 

Anuncio

Este es el último paso de la campaña, el anuncio: formato, imagen y texto. Además, en función del objetivo que hayas elegido al configurar la campaña y los emplazamientos, las opciones para personalizar el anuncio serán unas u otras. La composición perfecta no existe, tendrás que ir probando para saber cuál es el que funciona mejor en tu campaña.

En esta parte se puede personalizar también el botón de llamada a la acción (el call to action) del anuncio en función de tu objetivo: COMPRAR, RESERVAR, MÁS INFORMACIÓN, etc. Siempre podrás previsualizar tu anuncio antes de publicar y hacer los cambios que consideres oportunos. Es importante tener en cuenta que el anuncio se vea y lea bien tanto en formato móvil como escritorio.

Una vez configurado todos estos pasos, el anuncio ya estaría listo para ser publicado. Pero no todo es tan bonito y fácil como parece, ahora viene lo duro: probar, probar y probar para optimizar la inversión.

Esperamos que te hayan servido todos estos pasos para empezar a crear tu primera campaña en Facebook Ads, pero si aun así sigues sin atreverte, prefieres hacer la primera campaña con ayuda o directamente crees que te llevará demasiado tiempo (del que no tienes), puedes contactar con nosotros aquí y gestionaremos tus campañas para que no tengas que preocuparte de nada.

¡Hasta el próximo post!

Comparte tus ideas