La importancia de crear una buena identidad visual corporativa

Cuando nuestros clientes nos solicitan cualquier tipo de diseño (web, catálogo, cartelería, impresión de gran formato, etc.) siempre les aconsejamos lo mismo: lo primero es definir su identidad visual.

Pero, ¿qué es la identidad visual corporativa? Es un conjunto de elementos gráficos (color, tipografía, formas, etc.) que deben crearse bajo un mismo concepto para transmitir los valores que representa la empresa y comunicar su mensaje, asegurando que la imagen sea coherente y consistente en todos los soportes.

Hoy en día, no solo la calidad de los productos o servicios que vende una empresa son definitorios de su éxito. Una buena identidad visual que aúne todas las plataformas en las que se expone una marca, acaba por construir una estructura sólida que aporta confianza en los usuarios creando en ellos un vínculo emocional, permaneciendo firme en su top of mind y fidelizándolos. Y, sinceramente, para nosotros como profesionales del sector, esto sí que es tocar el éxito.

Cada empresa tiene una historia que contar y todas aspiran a ser reconocibles simplemente con una imagen. Para ello, el diseño debe ser único y la identidad visual debe estar hecha a medida, puesto que la primera impresión repercutirá enormemente en los potenciales consumidores. Una identidad bien estudiada ayudará al negocio a diferenciarse de sus competidores y a ser fácilmente recordada.

Una vez que todo esto se haya definido, hay que empezar a construir por la base: el logo. Para que este sea exitoso, aparte de reunir gráficamente todo lo que la marca quiere transmitir, debe ser versátil en todos los formatos y tamaños y presentarse claro y visible.

Beneficios de la identidad visual

Ser reconocible, dar personalidad a la empresa o distinguirla del resto de competidores de su sector son las ventajas de haber trabajado a conciencia la imagen de una marca. Si esto se cumple, las ventajas van a ser numerosas:

> Fidelización de clientes: además, esto favorece que recomienden tus productos o servicios.

> Exposición positiva, lo que aporta confianza a tus clientes potenciales y atrae a nuevos clientes con mayor facilidad.

> Credibilidad al posicionarte en tu sector. Te reconocerán no solo por lo que vendes, sino por quién eres, y te recordarán cuando tengan una necesidad, estarás en su top of mind.

> Diferenciación respecto a tu competencia. Un cliente no solo compra por el precio, sino también por la seguridad que le ofrece la marca.

En Pinsapo Publicidad tenemos claro que para que una marca se posicione en el mercado a medio plazo es fundamental invertir y trabajar en una identidad visual que la identifique y diferencie. Si pensamos en aquellas marcas que actualmente son reconocidas con una sola imagen, como Apple, Amazon, McDonald’s, etc. podemos afirmar que son empresas que en su día supieron transmitir con sus logotipos todas las características de su identidad empresarial.

Si quieres que te demos asesoramiento acerca del proceso creativo de la identidad visual de tu marca, no dudes en contactar con nosotros aquí.

 

Comparte tus ideas